Publicado el

Como saber que batería es la mas adecuada para mis necesidades

Quiero comprar una batería. ¿Que debo tener en cuenta?

A la hora de comprar acumuladores, hay que establecer una serie de prioridades y requisitos, que determinarán cual será el mas indicado para el uso que le vamos a dar. Podemos enumerar una lista de condiciones que mas adelante ampliaremos:

  • Tipo de batería (arranque, tracción, estacionaria)
  • Tecnología: plomo abierto, plomo cerrado (GEL, AGM)
  • Medidas
  • Capacidad
  • Voltaje
  • Esquema (positivo a derecha o a  izquierda)
  • Terminal

 

Tipos de baterías

El primer paso es tener claro para que queremos la batería. Una batería de tracción es capaz de arrancar un motor, pero no está diseñada para ese uso y desaprovecharemos sus cualidades. Una batería de arranque puede alimentar un aparato eléctrico, pero su vida útil se verá muy afectada. Si no tienes claras las diferencias entre los diferentes tipos de acumuladores, te invito a pasar por aquí  y leer esta entrada en la que te lo explicamos.

 

Tecnología

Cuando ya sabemos que es lo que necesitamos, debemos decantarnos por una tecnología. Cada una tiene una serie de ventajas e inconvenientes que te explicamos aquí. Lo fundamental es saber:

  • ¿Cómo vamos a cargar nuestra batería?: cada tecnología necesita una curva de carga diferente, por lo que es posible que nuestro cargador no esté preparado. Si necesitas un cargador, puedes visitar nuestro catálogo online.
  • ¿En que posición vamos a colocar la batería?: este punto es aplicable sobre todo a baterías estacionarias. Hay muchos casos de gente que necesita un acumulador para instalar en una caravana o en una furgoneta estilo camper, y es posible que el hueco disponible no sea el mas apropiado. En estos casos, mucha gente se decanta por una AGM, por su versatilidad, al poder colocarlas en cualquier posición sin riesgo de fugas o derrames de ácido. También podría ser de Gel. Ambas además están indicadas para interiores por su nula emanación de gases.

 

Medidas

En determinados casos, como en el de las baterías de arranque de automóvil, el hueco disponible para colocar la batería nos limita a la hora de elegir un tamaño. En este caso si queremos mas potencia solo podemos acudir a la tecnología y la calidad. Siempre deberemos tener en cuenta las medidas del lugar donde la queramos instalar, para no tener problemas de espacio a la hora de colocarla

 

Amperaje 

El amperaje de una batería es el que determinará la capacidad de ésta, y por tanto el tiempo durante el cual nos dará servicio. Lo ideal es elegir la de más capacidad, teniendo en cuenta la limitación de medidas del párrafo anterior. Hay que tener en cuenta, que muchas marcas “blancas” exageran al ofrecer estos datos, por lo que siempre es mejor buscar una marca contrastada y de calidad. 

 

Esquema

Cuando instalamos una batería, debemos tener en cuenta que los cables que conectan a los polos, muchas veces son de una longitud muy justa. Esto pasa mucho en coches y en motos, y es un dato muy a tener en cuenta. La disposición de los polos de una batería, determina su esquema, pudiendo tener los polos en un lateral, en el frontal, en el medio o en diagonal. Además podemos encontrarnos con el polo positivo a la derecha o a la izquierda.

 

Terminal

Cuando hablamos del terminal, nos referimos a la forma del conector que debemos encajar en los bornes de nuestra batería (es diferente el borne de una batería de moto al de una de coche). En este artículo te explicamos las diferencias.

 

Conclusión

En definitiva, antes de comprar, tenemos que saber que es lo que necesitamos. En la mayoría de los casos, bastará con saber el amperaje necesario, pero no está de mas conocer mas a fondo la batería que vamos a adquirir. Somos expertos en acumuladores, por lo que si aun así tienes dudas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

Batería de tracción de 80V
Batería de tracción de 80V
Publicado el

Tipos de baterías según su tecnología

 ¿Que es una batería AGM? ¿En que se diferencia de una batería de Gel?

Como decíamos en la primera entrada de este blog, los acumuladores pueden ser de arranque, tracción o estacionarios. Dentro de estas categorías, podemos encontrar varios tipos de baterías con diferentes tecnologías. A la hora de comprar una batería, muchos clientes dudan,… ¿batería AGM, batería de gel o batería de plomo abierto?,… pero no todos conocen las diferencias entre unas y otras. En este artículo intentaré explicarlas:

Batería de plomo abierto

En este tipo de baterías, el electrolito (ácido sulfúrico + agua) se encuentra en estado líquido. Son las baterías mas comunes, sobre todo en arranque. Las hay selladas, y no selladas, siendo estas últimas las mas peligrosas, por el riesgo de fugas de ácido. Además, durante la carga se genera hidrógeno que puede llegar a explotar. Por otra parte, son las mas baratas.

Batería de plomo abierto cortada
Detalle de las placas de una batería de plomo abierto

Batería de gel

Estas baterías intentan poner solución a uno de los grandes problemas de las baterías de plomo abierto, la seguridad. En un acumulador de gel, el electrolito está en estado gelatinoso, de ahí su nombre, lo que nos permite montarlas hasta en un ángulo de 180º, al contrario que las de plomo-ácido, que solo pueden ir en vertical.

Tienen mas ventajas, como una vida útil mayor, aunque como punto negativo, necesitan un ciclo de carga especial, siendo sensibles a los procesos de carga rápidos. Además, durante la carga, y por la viscosidad del electrolito gelificado, se pueden producir huecos o grietas que pueden afectar al rendimiento y la seguridad. Hay que tener en cuenta, que durante el proceso de carga, el electrolito tiende a licuarse, pudiendo tardar hasta una hora en volver a su estado gelatinoso. También hay que tener en cuenta, que durante ese proceso de carga, se genera hidrógeno que no se recombina, quedando almacenado en su interior. Si se produce una sobrecarga, este hidrógeno se puede escapar pudiendo provocar incluso una explosión.

Batería de gel abierta
Detalle de las placas de una batería de gel

Batería AGM

Con una batería AGM damos un paso mas. El electrolito es absorbido por unas finas capas de fibra de vidrio, de forma que éste no fluye de un lado a otro como en los casos anteriores, y nos permite colocarlas en cualquier posición. Este tipo de baterías no se ven afectadas por descargas profundas, y además solucionan el problema de la batería de GEL, al soportar cargas rápidas. Además:

  • No necesitan ningún mantenimiento (Aunque esto no sea nada nuevo).
  • La recarga es más rápida y eficiente
  • Retienen la carga durante más tiempo, incluso a temperatura ambiente (90% de carga residual después de 2 años).
  • Pueden descargarse completamente sin sufrir daños. Incluso pueden permanecer así durante 30 días, y al volverse al cargar siguen ofreciendo el 100% del rendimiento inicial.
  • La vida es más larga: soportan más del doble de ciclos carga-descarga que las baterías de gel.
  • Excelente entrega de potencia (hasta 1700 Amperios).
  • Para una misma capacidad, el tamaño es menor respecto a otras tecnologías.
  • No hay posibilidad de salida del electrolito ni de desprendimiento de gas durante la carga.
  • Pueden ser colocadas en cualquier posición.
  • Trabajan en un rango de temperaturas mucho más amplio: desde -40ºC hasta 72ºC.
Batería AGM abierta
Detalle de las placas de una batería AGM
Publicado el

Tipos de baterías según su uso

¿Que es una batería?

La inmensa mayoría de las baterías de uso convencional tienen algo en común: el plomo. Si pudiésemos abrir la batería de nuestro automóvil para verla por dentro, comprobaríamos que es similar a la batería que usa nuestro vecino para almacenar la energía de sus placas solares.

En resumen, una batería no es mas que una serie de placas de plomo, sumergidas en ácido sulfúrico diluido en agua destilada, a lo que llamamos electrolito. La diferencia entre los distintos tipos de baterías, es la cantidad de plomo y forma que tienen esas placas, y el estado en el que se encuentra el electrolito.

 

¿Como funciona una batería?

La energía que nos da un acumulador, viene de un proceso químico en el que interviene el electrolito y el plomo de las placas. En este proceso, el ácido sulfúrico SO4H2 reacciona con el plomo cediendo átomos de azufre y formando sulfato de plomo en las placas, átomos que volverán a formar parte del electrolito cuando al pasar corriente de carga se rompa la molécula de sulfato y el azufre vuelva a reaccionar formando ácido sulfúrico. Este proceso, que a priori parece infinito, no lo es debido a que la desulfatación de las placas hiere a las mismas arrancando átomos de plomo que se van al fondo reduciendo espesor de placa y terminando por gastarla, lo que conlleva la perdida de rendimiento progresiva con el uso.

 

bateria_cortada

Detalle del interior de una batería

 

Tipos de baterías

Según el uso que le queramos dar, las placas deberán ser mas o menos gruesas, lo que nos da la primera clasificación de tipos de baterías, según su uso:

  • Arranque: como las de los coches, proporcionan gran cantidad de energía en un corto periodo de tiempo, para dar el empuje necesario para arrancar el motor
  • Estacionarias: como las usadas en una caravana, o en una estación solar, almacenan energía para suministrarla lentamente en largos periodos de tiempo.
  • Tracción: como las de un coche eléctrico o una carretilla elevadora, almacenan energía que permitirá mover la máquina, lo que generalmente requiere un gran suministro durante periodos de tiempo medios.

Como hemos dicho, las baterías de arranque nos dan una gran dosis de energía en pocos segundos. A partir de ahí, será el alternador del vehículo el encargado de mantener la carga de la batería y suministrar energía al vehículo.

De una estacionaria, esperamos que aporte suficiente suministro de energía varias horas. La batería se descargará lentamente, por lo que la reacción química del plomo con el electrolito, durará mucho mas tiempo que en una batería de arranque. Esto hace que necesite unas placas mas gruesas y una densidad menor de principio.

En las baterías de tracción, este requerimiento será aún mayor, ya que, además de funcionar durante horas, el uso que le pedimos a la batería será mas exigente, requiriendo mayor grosor de placas y máxima densidad sin comprometer la estabilidad del plomo.

bateria-en-corto

Placas de una batería en cortocircuito

Conclusión

Como expertos en baterías, recibimos multitud de consultas de nuestros clientes, y el denominador común, es tener una idea equivocada del uso de los acumuladores. Por ejemplo, mucha gente utiliza una batería de arranque para usos erróneos, como puede ser alimentar una lámpara en una cabaña que carece de suministro eléctrico.  Esa lámpara se va a encender, ya que el acumulador le proporciona la energía necesaria, pero la vida útil de éste se verá reducida puesto que es un tipo de batería diseñada para otro uso.

Esto nos lleva a una conclusión. Cada batería tiene unos usos adecuados para los que es fabricada, y no debemos salirnos de ellos. Siempre será mejor gastar un poquito mas en una batería adecuada, que nos durará mucho mas tiempo, a tener que reemplazarla cada poco tiempo por estar dándole un uso equivocado.

En nuestro catálogo de baterías online, disponemos de un filtro que le permitirá buscar el acumulador que mas se ajuste a sus necesidades.